domingo, 19 de marzo de 2017

Solve et Coagula


Solve et Coagula

“La mente, así como los metales y los elementos, puede transmutarse de grado en grado,
de condición en condición, de polo a polo, de vibración en vibración” (“El Kybalión”)

“Solve et Coagula”: dos palabras latinas que sintetizan toda la Gran Obra, y que nos hablan de la disolución y muerte del “Hombre Viejo” que debe dar paso al nacimiento de un “Hombre Nuevo”, virtuoso e integrado. Esto significa derrumbar un viejo edificio corrompido y construir –usando sus propios escombros– algo nuevo y mejor, que es una simple aplicación del enunciado de Lavoisier: “Nada se crea, nada se destruye, todo se transforma”.

Mediante el “Solve et Coagula” los opuestos son equilibrados y es posible acabar con todo antagonismo entre el espíritu y la materia, en un encuentro armonioso donde lo corpóreo es espiritualizado y lo espiritual es corporizado. Es la re-unión polar de “lo fijo” y “lo volátil” de la cual hablan los alquimistas: “Fac fixum volatile et volatile fixum”.

Pierre Vincenti Piobb recomendaba: “Analiza todo lo que eres, disuelve todo lo inferior que hay en ti, aunque te rompas al hacerlo; coagúlate luego con la fuerza adquirida en la operación anterior” (1) y este es el magno secreto de la Alquimia Espiritual, que no es otra cosa que la ciencia de la transmutación en el interior del atanor, es decir en el propio corazón del ser humano.

El Kybalión indica que “todo es doble, todo tiene dos polos; todo, su par de opuestos: los semejantes y los antagónicos son lo mismo; los opuestos son idénticos en naturaleza, pero diferentes en grado; los extremos se tocan; todas las verdades son medias verdades, todas las paradojas pueden reconciliarse” (2). Por lo tanto, toda transmutación debe estar fundamentada en un cambio de polaridad.

Cada uno de nosotros es un alquimista y –como tales– tenemos el poder de transmutar lo feo en bello, lo vicioso en virtuoso, trabajando conscientemente en los cuatro pisos del atanor: físico, vital, emocional y mental.

La Ascesis Iniciática puede también ser llamada “alquímica” porque no habla de otra cosa que de este proceso de disolución y coagulación, en ocasiones llamado “alineación”, donde los venenos de los dragones de los cuatro elementos son contrarrestados con precisos antídotos. Como consecuencia de esta acción eficaz del “Solve”, la máscara de la personalidad se va diluyendo paulatinamente hasta que al final emerge el verdadero rostro del “Hombre de Oro”, aquel que representa nuestra naturaleza luminosa.

La espada de doble filo y el hacha-labrys nos muestran de forma simbólica esta doble vía a la reintegración, ya que mientras uno de los filos “mata y aniquila” el otro otorga vida plena. Toda espada ceremonial se vincula con este doble proceso de destrucción y construcción: aniquila “hombres viejos” y genera “Hombres Nuevos”.

Para que nazca lo nuevo, debe morir lo viejo en un proceso metamórfico que conduce de la oscuridad a la luz, de la ignorancia a la sabiduría, del más profundo de los sueños al despertar de la conciencia.

“Solve et Coagula” significa transformar y reencauzar nuestras energías para lograr nuestras metas trascendentes, convirtiéndonos en instrumentos eficaces de lo Bueno, lo Bello, lo Justo y lo Verdadero.



Notas del texto

(1) Piobb, Pierre: “Clef universelle des sciences secrètes”
(2) Tres Iniciados: “El Kybalión”

Oración de la Paz (una plegaria para la transmutación)

Señor, haz de mi un instrumento de tu paz.
Que allá donde hay odio, yo ponga el amor.
Que allá donde hay ofensa, yo ponga el perdón.
Que allá donde hay discordia, yo ponga la unión.
Que allá donde hay error, yo ponga la verdad.
Que allá donde hay duda, yo ponga la Fe.
Que allá donde desesperación, yo ponga la esperanza.
Que allá donde hay tinieblas, yo ponga la luz.
Que allá donde hay tristeza, yo ponga la alegría.

Oh Señor, que yo no busque tanto ser consolado, cuanto consolar,
ser comprendido, cuanto comprender,
ser amado, cuanto amar.

Porque es dándose como se recibe,
es olvidándose de sí mismo como uno se encuentra a sí mismo,
es perdonando, como se es perdonado,
es muriendo como se resucita a la vida eterna.


*

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada