martes, 27 de julio de 2010

Servir


Servir



Así como hay amigos de las horas felices, también

hay servidores de los días hermosos. Estudia tu corazón,

a fin de discernir si hay parte de egoísmo en tu deseo de

servir.



J. S. Arrundale

* * *

456 - JOYAS ESPIRITUALES - 06/00 - FRATERNIDAD ROSACRUZ DEL PARAGUAY

Conciencia (I) - Recopilaciones por José Ocampos



Conciencia (I)

Recopilaciones por José Ocampos


Para lograr conciencia de sí misma, mucha gente debe empezar
por volver al principio y redescubrir sus sentimientos. Es sorprendente
la cantidad de personas que tienen sólo un conocimiento general
de lo que sienten; cuando se les pregunta dicen que se encuentran
“muy bien” o “pésimamente” sin tener precisión de lo que dicen.

Cuanto más conciencia tiene uno de sí mismo, más lleno de vida
está.

Conciencia es la capacidad para llegar a los niveles más profundos
de la comprensión, de la sensibilidad.

La disciplina de la veracidad no nace de las leyes, ni de las
ideologías; nace y muere en la conciencia de las personas.

Hace falta conciencia moral, que es elemento esencial en la
relación humana.

La conciencia moral sólo se forma mediante la educación bajo
las normas del amor a la verdad y el bien.

Tenemos que tratar de vivir una vida recta. Hoy día sobre todo,
no es nada fácil. A veces estamos caminando por rutas torcidas y
creemos que estamos caminando por buen camino. Pero a dos nunca
podremos engañar: nuestra propia conciencia y Dios. Son ellos los
que trazan la línea recta de nuestra vida.

No serás feliz si eres estudiante y no estudias; si eres trabajador
y no trabajas; si eres hijo y no eres un buen hijo; si eres padre y no
atiendes bien tu hogar; si eres esposo y no respetas y tratas con cariño
a tu esposa; si eres cristiano y no amas a Cristo. La felicidad es testimonio
de la buena conciencia.

Decía Ghandi: “Al único tirano que acepto en el mundo, es a la
pequeña sosegada voz que nace de mi conciencia”.

La buena conciencia es la más blanda almohada para dormir.
Es la mejor almohada del hombre bueno y justo.

La crisis moral sólo se puede superar por la rectitud y por la
integridad de conciencia.

Es hermoso llegar al final de la vida teniendo conciencia de que
nos hemos consumido por el bien de los demás.

Realizar nuestro Yo verdadero no es algo más o menos importante
en nuestra vida, sino que es encontrar la verdad de nosotros
mismos y de todos aquellos problemas que nos afectan, y que desaparecen
y dejan de ser problemas al ser iluminados con la luz que brota
de ese Yo Superior y profundo que es la luz misma de la conciencia.

La conciencia es un nivel de vida en que se logra luz y dominio
de sí mismo. Es un nivel de vida que no corresponde a todo viviente,
sino sólo a los vivientes dotados de espíritu. La conciencia es ese
ámbito de interioridad a que el hombre retorna cuando entra dentro de
sí para tomarle el pulso a la propia vida, dialogar con Dios secretamente
y decidir con libertad el propio destino.

Por más distorsionada o envilecida que se halle la conciencia, el
ser humano conserva intacta la capacidad de su naturaleza racional y
libre. En la intimidad del hombre hay profundos subsuelos donde, ciertamente,
se agazapa lo canalla que puede ser, pero también se esconde
el santo y el héroe que no están muy lejos de nosotros.

El pensamiento puede engendrar lesiones orgánicas. La inestabilidad
de la vida moderna, la agitación incesante y la falta de seguridad,
crean estado de conciencia que acarrean trastornos nerviosos y
orgánicos. Del mismo modo aquellos que conservan la paz interior,
están inmunizados contra los trastornos nerviosos y orgánicos.

Cuanto más se ora, más vivo está Jesús en el hombre. Cuanto
más vivo está, la conciencia del hermano está más fortalecida por esa
presencia. Cuanto más fortalecida está su conciencia, su inconsciencia
está más débil. Y de esta manera, las reacciones y conductas del
individuo serán más racionales, equilibradas y fraternas.

Decía Don Antonio Paciello, fundador de la Fraternidad Rosacruz
del Paraguay: “Tengo la convicción de que no fui malo en la vida. Mi
conciencia está tranquila y no perturba mi sueño.

Es únicamente el bien que no hice, el que me pesa. Es el bien
que pudiendo, no he hecho. Ciertamente, es pesada la carga que siento,
por eso, si la Suprema Voluntad me lo permite, los últimos días de mi
vida que me quedan en esta existencia terrenal, serán para intensificar
mi amor y servicio a la humanidad, predicando a toda hora: PAZ, PAZ
Y SIEMPRE PAZ.

***

456 - JOYAS ESPIRITUALES - 06/00 - FRATERNIDAD ROSACRUZ DEL PARAGUAY

VIBRACIONES DESEQUILIBRA NTES De Luz Universal




VIBRACIONES
DESEQUILIBRANTES

De Luz Universal


En el sentido cósmico de la palabra, la música no es un arte entendido
como actividad estética en relación con los sonidos: es uno de los aspectos
más trascendentes de la vida del Universo. Es, probablemente una expresión
de la armonía en el Cosmos, representativa de ciertos estados de vibración
superior que logran una conjunción armónica. En algún momento
Albert Einstein, autor de la Teoría de la Relatividad, al referirse a la “música
de las esferas”, posiblemente hacía mención a una desconocida gama de
sonidos que se escuchan en el ámbito de lo infinito, cuando alguien se acerca
a él en condiciones especiales de receptividad. La música en sus niveles
más elevados de expresión es, en realidad una impulsión sonora que suscita
vibraciones espirituales, y por esta razón desde la más remota antigüedad,
como lo atestiguan los mitos, se la ha juzgado como una manifestación
del poder divino, y al igual que otras artes, produce acercamiento a la esfera
superior del Ser.

Desde el punto de vista oculto la evolución es un cántico continuo de
Dios. Este sonido cósmico, que modela o arregla el Universo en diversas
estructuras, de manera parecida a como las vibraciones musicales forman
figuras cuando una lámina metálica con arena es hecha vibrar con un arco
de violín, suena a través de todo el Cosmos con el Cántico del Absoluto, el
cual posee tres aspectos: Poder o Melodía; Verbo o Armonía; y Movimiento
o Ritmo, los cuales están relacionados a su vez con las estructuras humanas
internas.

ELEMENTO --------- ATRIBUTO ---------- CPO. HUMANO
1. Melodía ---------- Padre, ------------- ---- Voluntad Mente
2. Armonía----- ---------- Hijo, Amor ----------- De Deseos
3. Ritmo -------- Esp. Santo, Movimiento -------- Vital y Denso

En la mitología Griega se habla de la “Lira de Siete Cuerdas de Apolo”,
simbolizando los siete Planos del Universo, los siete mundos dirigidos por el
Arquitecto del Sistema Solar, los siete sonidos fundamentales y los siete
caminos de Iniciación. Los discípulos de Orfeo llamado el patriarca de la Poesía
y de la Música, decían: “Escuchad como vibra la Lira de siete cuerdas, la
Lira de Dios. Ella hace mover los Mundos. Escuchad bien que el sonido os
atraviese, y las profundidades de los cielos se abrirán”. Pitágoras un maestro
esotérico, afirmaba que el mundo había surgido del Caos a través de los
sonidos y se había construido de acuerdo con los principios de la proporción
musical y los siete planetas que rigen el destino de los mortales, tienen un
movimiento armónico, a intervalos que corresponden a los intervalos de la
música, produciendo sonidos tan perfectamente armonizados que producen
las dulces melodías. Max Heindel, un Iniciado Rosacruz con razón decía: “Si
la armonía Celestial fallara por un solo momento, si hubiera la más mínima
discordancia en la Orquesta Celestial todo el Universo se desmoronaría”.
La teoría oculta de la música, que no tiene nada que ver con los estudios
formales de este arte, nos presenta dos planos generales de manifestación
de la armonía de fuerzas superiores en el Universo, y cuya dimensión
tonal todavía no está al alcance del hombre común; y el que corresponde a
los sonidos creados por el hombre con su voz, o por medio de instrumentos,
o recursos técnicos, cuyas vibraciones van en orden ascendente en cuanto
a su frecuencia, y cuya altura tímbrica o “color”, tiende a coincidir con estados
vibratorios elevados a la sensibilidad humana. Los ecos de la Música
Celestial son más bellos y de mayor permanencia en la medida que ascienden
al Mundo de Dios. En épocas anteriores a la actual, la humanidad estuvo
en contacto con esos tonos celestiales, los cuales tienen su mayor expresión
en la Región Concreta del Mundo del Pensamiento. Estos tonos empapan
y construyen todos los arquetipos, los cuales resuenan con una nota
característica poniendo en orden los átomos que forman todos los cuerpos
de los seres que existen en los mundos inferiores. En aquella época la humanidad
sabía que era también un instrumento musical viviente cuyos tonos
eran escuchados por ellos mismos, a través de una especie de percepción
interna. La supraconciencia (la que tiene el recuerdo de toda la evolución
pasada del hombre) sabe todo esto, y habiendo perdido el control de
conectarse internamente con la música celestial, ha dado origen a la segunda
manifestación musical, buscando reproducir y manifestar los tonos oscuramente
sentidos en su memoria supraconciente.

Toda composición musical, debe tener un equilibrio de los tres elementos
musicales, pues de lo contrario producirá efectos nefastos en los
seres vivos cuando está cargada de uno o de otro elemento. La melodía se
compone de una sucesión de sonidos armónicos percibidos por los nervios
auditivos que están conectados con el cerebro, el órgano físico que eslabona
al hombre con la mente. Es por tanto a través del Cuerpo Mental que el
Espíritu puede percibir la melodía producida en el Mundo Físico. Los instrumentos
de viento están relacionados con este elemento musical, el cual se
expresa como Voluntad Poder Pensamiento e Intelecto. La armonía consiste
en una mezcla agradable de tonos; se relaciona con los instrumentos de
cuerda y con la emoción e imaginación, las cuales se expresan a través del
corazón como felicidad, alegría, placer, dolor, resentimiento, vehemencia y
pena. Por lo tanto, esta ligada al Cuerpo Emocional de los seres humanos.
El ritmo es movimiento melódico y balanceado y los instrumentos de percusión,
representantes de este elemento melódico, conectan con la fuerza de
vida que produce los gestos, los movimientos que accionan miembros inferiores
y superiores, generando excitación en quienes los escuchan, deseo
por la acción de bailar, de marchar, batir palmas, marcar el ritmo con los
pies, etc. Su campo de acción está dirigido hacia el Cuerpo Físico y el Vital.

Si las composiciones musicales son creadas por músicos verdaderos,
que entran en comunicación consciente o inconsciente con la armonía característica
del Mundo Mental Concreto, tienen en equilibrio perfecto los tres
atributos. Son de tipo constructivo, armonizador y muchas composiciones
de esta clase son utilizadas para procesos de iniciación en los Misterios de
la Magia Blanca, como es el caso de la Tetralogía de Wagner, (Las operas:
“El Anillo de los Nibelungos”, “Las Walkirias”, “Sigfrido” y “El Crepúsculo de
los Dioses”), consideradas como un sumo compendio de verdades ocultas.
Igualmente, obras en violín del Maestro Niccollo Pagganini producen efectos
maravillosos, ya que en sus composiciones hay “llaves tonales”, que
propician el uso de poderes insospechados. La devoción religiosa, en sus
aspectos ceremoniales utiliza composiciones en donde se guarda la relación
de los tres atributos de Dios. La música así creada tiene virtudes mágicas,
siendo utilizada por las religiones como un incentivo devocional. Las
formas más antiguas de expresión vocal cantada, como el canto gregoriano,
los oratorios, las laudas, las misas cantadas y los himnos, fueron incorporados
a la práctica del culto divino por el Cristianismo. Muchas formas orales
venían de los salmos hebreos y árabes, y de antiquísimas formas sagradas
orientales, especialmente hindúes. Igual relieve histórico puede reconocerse
a los “Motetes”, los “Alabados”, los “himnos a la Santísima Trinidad”, que
florecieron en perfección inusitada en la obra musical de Bach, de Haendel
y de varios de los clásicos, cuyas composiciones musicales se deben a la
gran sensibilidad de estos compositores a influencias espirituales, y que
son en realidad un reflejo en el Mundo Físico de la Música de las Esferas.

Pero cuando no está presente uno de los tres elementos o predomina
uno de ellos, las creaciones musicales pueden influir negativamente en los
cuerpos del hombre y lo pueden llevar al contacto con entidades del bajo
astral. Si las composiciones musicales están cargadas de ritmo, tal como las
de origen neo-africano, (porros, cumbias, merengues, salsa, vallenato,
mapalé, son, cha-cha-cha, mambo, y otras similares, que se escuchan especialmente
en Cuba, Haití, Santo Domingo, Brasil, República Dominicana,
Venezuela y Colombia), la cual utiliza además cantos mágicos, sonidos
instrumentales de baja frecuencia y golpes rítmicos, como los toques de
percusión en tambores, tienen un poder de inmersión anímica generalmente
reconocida como éxtasis, que induce al desdoblamiento del Cuerpo Emocional
y ocasiona el dominio ciego de una entidad astral sobre el individuo,
como sucede en el vudú, la santería o el candomble. Las fórmulas rítmicas
de los toques del tambor, constituyen un puente que tiende la línea de dominio
emocional para que un espíritu del inframundo astral ocupe el cuerpo del
oyente, tomándolo como instrumento para comunicarse y manifestarse.

La música es maestra del perfecto orden, es la voz de la
obediencia de los Ángeles, la compañera del rodar de las
esferas del cielo; pero en su depravación también es maestra
del más inarmonioso desorden y desobediencia. Ruski
Por otro lado, esta clase de ritmo sin la presencia del elemento melódico,
el cual canaliza la fuerza rectora del pensamiento, produce un descontrol
de las actividades de los Cuerpos de Deseo y Físico; los deseos se alborotan
y se hacen cargo de la situación; los chakras inferiores del Cuerpo Vital
son hiperestimulados e invitan a movimientos, a menudo convulsivos, de
ciertas partes del organismo, todo ello como consecuencia de la capacidad
envolvente del sonido rítmico reiterado. Símbólicamente el golpe rítmico en
cualquier instrumento que lo produzca (tambor, maraca, metalófono o triángulo,
o idiófono) representa lo material y por eso suscita el movimiento, la
reacción física instintiva, en contraposición a la melodía y a la armonía, que
representan lo espiritual, lo cual tiene relación con las esferas superiores en
el ser humano.

La expresión más baja de esta desarmonía musical es lo que se conoce
con el nombre de rock y en sus conciertos y bailes también se producen
fenómenos similares a los que se observan en los ritos del vudú o la santería.
Existe aletargamiento, pérdida de la conciencia o fascinación incontrolable.
El efecto del rock hacia el interior del individuo no es de goce musical de
tipo estético, sino de embriaguez, de culminación de deseos insatisfechos,
que se traducen en ansiedad erótica, inconsciencia y escape hacia el inconsciente.

Algunas tendencias del rock introducen en las letras, mensajes
de contenido negativo, que al resonar en la mente de los espectadores,
inducen a una ideología de tipo demoníaco, de sueño artificial, de la destrucción
de valores, y de la sujeción a patrones de comportamiento instintivo.

Debido a la ausencia del elemento melódico, la voluntad del individuo queda
abatida y las fuerzas astrales obturan cualquier recurso de control consciente;
de tal manera, estos conciertos que no son otra cosa que gigantescas
explosiones de ritmo elemental, terminan en orgías, en agresiones absurdas
y hasta en derramamientos de sangre. El placer colectivo, que se experimenta
en los conciertos de rock, según los amantes de éste, calma todas las
ansiedades y disuelve todas las angustias.

El nacimiento y auge de la música rítmica tiene su origen en la influencia
de los Espíritus Luciferes, Los Ángeles rezagados, los cuales evolucionan
a través de la intensidad del sentimiento humano. Sabiendo que los
cuerpos del hombre están construídos y sustentados por el poder de la
música, tratan de pervertirla, en un grado tal que afecte negativamente la
naturaleza, y el hombre no busque así el crecimiento anímico indispensable
para desarrollar la Fuerza de Voluntad que lo conecte con la energía del
Padre. Por lo tanto, aquellos que aceptan ese tipo de música, dejan entrar
dentro de sí, por así decirlo, la influencia luciferiana, y retardan su desarrollo
espiritual. Bajo tal influencia, bramantes ruidos más o menos demoníacos,
han tomado gradualmente el lugar de la música celestial y han producido
muchos daños a las estructuras nerviosas del ser humano.

La música que presenta un predominio de la melodía, como es el caso
del jazz, atenta contra la fuerza del Hijo (armonía) y la del Espíritu Santo
(Ritmo); mientras que en la de tipo romántico, donde predomina la armonía,
se profana la fuerza del Padre (melodía) y la energía Creadora del Espíritu
Santo (ritmo). Un exceso de la primera clase produce alteraciones de la
voluntad y confusión mental que afecta notoriamente el entendimiento, la
comprensión y el aprendizaje humanos. Por otro lado, el hábito de escuchar
la de tipo romántico afecta el corazón y alimenta las emociones, en especial
aquellas cuyas letras traen mensajes de rencor, apego, posesividad, machismo,
odio, resentimiento, amargura, despecho, traición, infidelidad, abandono
y deseo de venganza.

Pitágoras decía a sus estudiantes que la lira era el símbolo secreto de
la construcción humana, que su estructura representaba la forma física: las
cuerdas, los nervios; y el músico que la tocaba, el Espíritu del hombre, y que
éste ha creado un funcionamiento normal, armonioso, que sin embargo, en
cualquier momento puede ser cambiado en una discordia que corrompe su
naturaleza. De igual manera, Platón desaprobaba la idea de que la música
solamente se relacionara con jubilosos y agradables sentimientos; en cambio
sostenía que ella debía inculcar amor a todo lo que es noble, y aversión
a todo lo que es mediano, degradante y bajo y que nada podría influir tan
fuertemente al ser interno del hombre, como la melodía, la armonía y el ritmo.

Estaba tan firmemente convencido de este hecho, que aseguraba que la introducción
de una nueva y presumiblemente enervante escala musical podría
poner en peligro el futuro de toda una nación; que no era posible alterar
una clave sin sacudir los propios fundamentos del estado. Insistía que era el
principal deber del estado suprimir toda música de carácter lascivo y favorecer
solamente la que era pura y digna.

En un futuro muy lejano, el hombre establecerá nuevamente el contacto
consciente con la música de las Esferas, escuchará sus sonidos internos
y se convertirá en un creador a través del poder de la música. Pero, mientras
continúe buscando la música afuera, seguirá destruyendo su naturaleza divina
e intensificando las emociones y los pensamientos negativos. Sólo cuando
entienda que la meta es la perfección es la unión con Dios, se liberará de
la influencia de su naturaleza inferior, de la esclavitud de los Espíritus Luciferes
y de todos los hombres que buscan el dominio general a través del gusto que
tiene la humanidad por la música.

Tomado de los escritos de Max Heindel y Besteiro.

***

455 - JOYAS ESPIRITUALES - 05/00 - FRATERNIDAD ROSACRUZ DEL PARAGUAY

“Las Bodas Místicas” - Apocalipsis IV - L o s S í m b o l o s B í b l i c o s a l a Luz d e l a F i l o s o f í a R o s a c r u z




L o s S í m b o l o s B í b l i c o s a l a Luz
d e l a F i l o s o f í a R o s a c r u z

Traducido de la revista Correio Rosacruz del
Centro Fraternal Rosacruz de Río de Janeiro - Brasil

Apocalipsis IV

Las Bodas Místicas”

Yo oí como la voz de una gran multitud, como el estruendo de muchas
aguas, y como la voz de grandes truenos, que decía: ¡Aleluya,
porque el Señor nuestro Dios Todopoderoso reina!

Gocémonos y alegrémonos y démosle gloria; porque han llegado
las bodas del Cordero, y su esposa se ha preparado.

Y a ella se le ha concedido que se vista de lino fino, limpio y resplandeciente;
porque el lino fino es las acciones justas de los santos.

Y el ángel me dijo: Escribe: Bienaventurados los que son llamados
a la cena de las bodas del Cordero. Y me dijo: Estas son palabras
verdaderas de Dios”.

Apocalipsis, 19: 6-9

En el Apocalipsis están las Bodas Místicas de la Esposa y del Cordero.

Las bodas existen en la experiencia de todo Ego, y siempre
bajo circunstancias similares. Uno de los primeros requisitos exigidos
al Discípulo para realizar la Iniciación es que el Espíritu se sienta como
abandonado por todos, sin un solo amigo, y permanezca solo; sin
embargo, no es un abandono externo, pero sí en soledad interna.

Cuando se llega al punto en que el Ego no ve ningún auxilio de
ninguna fuente terrenal, cuando se vuelve de todo corazón al Cielo
y, en oración, pide socorro, entonces viene aquél que lo ampara y,
también, la oferta para realizar las Bodas.

En otras palabras, El Maestro Instructor vendrá siempre en respuesta
a las fervorosas oraciones del aspirante que el mundo abandonó,
y él al mundo. Ofrece cuidar de aquél que esté ansioso por ser
guiado e inmediatamente vence la falsedad con la espada de la Verdad;
mas, habiendo dado esta prueba, de ahí en adelante él requiere
de una Fe absoluta e incondicional del Discípulo.

Que esto se imprima sobre vuestra Mente, que se marque en vuestro
ser con letras de fuego; que habiendo llegado en respuesta a las
oraciones –que no fueron meras palabras, sino una vida de sufrimiento
y victoria de las aspiraciones más altas- se le enseña como
desarrollar poder y capacidad. Con la ayuda del Instructor para guiarlo
y enseñarlo, es necesario que de ahí en adelante tenga Fe Absoluta
en él, porque de otro modo le sería imposible trabajar con el Discípulo.

LA LECCIÓN DADA POR LOHENGRIN

El heredero del Ducado de Brabante desaparece. Es apenas un
niño y hermano de Elsa (heroína del drama), la cual es acusada de la
muerte del hermano por aquellos que la quieren mal (por interés en el
Ducado). Ortrud y Telramund son los acusadores o enemigos.

Elsa es llamada ante la corte real para defenderse de sus
acusadores, pero ningún caballero apareció todavía para defender su
causa y castigar a sus calumniadores.

Elsa siente una gran angustia en su corazón y clama por auxilio,
evocando a un caballero que había visto en sueños.

Se le aparece, entonces, en las aguas del Río un Cisne, sobre el
cual se encuentra de pie un caballero. Éste, llegado al lugar del juicio,
salta a tierra y se ofrece para defender a Elsa, con la condición de que
ésta se una en Bodas con él, pero sin embargo, que nunca pregunte
su nombre. Ella accede rápidamente a esto, porque él no le es un
extraño; lo ve frecuentemente en sus sueños, y aprendió a amarlo.

Entretanto, Elsa dejó de ser fiel a su promesa y dudó del Caballero
del Cisne. Rompió su promesa. Lohengrin interroga a Elsa sobre la
razón de su cambio. Ella le dice que desea saber su nombre.

Es así que el Discípulo aprende la Lección de ser exacto y honrado
para consigo mismo.

Como vimos, la história de Lohengrin encierra una de las más importantes
lecciones a ser aprendidas en el camino de la realización,
sin la cual nadie llegará jamás a las más profundas verdades o la
Iluminación de las Bodas.

En el Apocalipsis, es necesario que la novia use su vestido de Bodas
de lino fino, limpio y brillante, porque el lino fino son las justificaciones
de los Santos.

“Yo me postré a sus pies para adorarle. Y él me dijo: Mira, no lo ;
hagas; yo soy consiervo tuyo, y de tus hermanos que retienen el testimonio
de Jesús. Adora a Dios; porque el testimonio de Jesús es el
espíritu de la profecía”.

Apocalipsis, 19: 10.

***

455 - JOYAS ESPIRITUALES - 05/00 - FRATERNIDAD ROSACRUZ DEL PARAGUAY

FELIZ CUMPLEAÑOS




FELIZ CUMPLEAÑOS


El año pasado al acercarse mi cumpleaños quería pedir un deseo
especial al apagar las velas de mi pastel.

Caminando por el parque me senté cerca de un mendigo que
estaba sentado en uno de los bancos, el más retirado, viendo dos palomas
revolotear cerca del estanque y me pareció curioso ver al hombre
de aspecto abandonado, mirar las avecillas con una sonrisa en la cara
que parecía eterna.

Me acerqué a él con la intención de preguntarle por qué estaba tan
feliz, quise también sentirme afortunado al conversar con El para sentirme
más orgulloso de mis bienes, porque yo era un hombre al que no le
faltaba nada, tenía mi trabajo que me producía mucho dinero, claro como
no iba a producírmelo trabajando tanto, tenía mis hijos a los cuales gracias
a mi esfuerzo tampoco les faltaba nada y tenían todo lo que quisiesen
tener, en fin, gracias a mis interminables y agotadoras horas de trabajo...
no les faltaba nada ni a mi esposa ni a mis hijos ni a mi familia
completa.

Me acerqué entonces al hombre, caminé hacia él con el típico
ademán con el que queremos hacer ver a los demás que lo tienes todo,
de que eres alguien importante, de que eres valioso... y le pregunte:

Caballero qué pediría usted como deseo en su cumpleaños?.

Pensando yo que el hombre me contestaría que dinero... así, de
paso, yo darle unos billetes que tenía y hacer la obra de caridad del año...
no sabe mi asombro cuando el hombre me contesta lo siguiente con la
misma sonrisa en su rostro que no se había borrado y nunca se le borró:

Amigo si pidiese algo más de lo que tengo sería muy egoísta, yo
ya he tenido de todo lo que necesita un hombre en la vida y más... vivía
con mis padres y mi hermano antes de perderlos, una tarde de junio,
hace mucho, conocí el amor de mi padre y mi madre que se desvivían
por darme todo el amor que les era posible dentro de nuestras limitaciones
económicas ... al perderlos, sufrí muchisimo pero entendí que hay
otros que nunca conocieron ese amor que yo si y me sentí mejor ...

Cuando joven conocí una niña de la cual me enamoré perdidamente,
un día la besé y estalló en mí el amor hacia aquella joven tan
bella que cuando luego se marchó, mi corazón que sufría tanto, recordé
ese momento y pensé que hay personas que nunca han conocido el
amor y me sentí mejor ... un día en este parque un niño correteando
cayó al piso y comenzó a llorar, yo fui lo ayudé a levantarse, le sequé las
lágrimas con mis manos y jugué con él por unos instantes más y aunque
no era mi hijo me sentí padre, y me sentí feliz, porque pensé que muchos
no han conocido ese sentimiento...

Cuando siento frío y hambre en el invierno, recuerdo la comida de
mi madre y el calor de nuestra pequeña casita y me siento mejor porque
hay otros que nunca lo han sentido y tal vez no lo sientan nunca...

Cuando consigo dos piezas de pan comparto una con otro mendigo
del camino y siento el placer que da compartir con quien lo necesita,
y recuerdo que hay unos que jamas sentirán esto ...

Mi querido amigo, que más puedo pedir a Dios o a la vida cuando
lo he tenido todo? y lo más importante es que estoy consciente de ello ...
puedo ver la vida en su más simple expresión, como esas dos palomitas
jugando, ¿qué necesitan ellas? ... lo mismo que yo, nada ... estamos
agradecidos al cielo de esto, y sé que usted pronto lo estará también.

Miré hacia el suelo un segundo como perdido en la grandeza de
las palabras de aquel sabio que me había abierto los ojos en su sencillez
... cuando miré a mi lado, él ya no estaba, sólo las palomitas y un
arrepentimiento enorme de la forma en que había vivido sin haber conocido
la vida ... jamás pensé que aquel mendigo, tal vez un ángel enviado
por el Señor, me daría el regalo más precioso que se puede dar a un ser
humano: LA HUMANIDAD ...

Recibí el más valioso regalo de cumpleaños sin pedir! espero que
usted algún día también lo reciba ¡feliz cumpleaños!


***

455 - JOYAS ESPIRITUALES - 05/00 - FRATERNIDAD ROSACRUZ DEL PARAGUAY

domingo, 25 de julio de 2010

D I Á L O G O




D I Á L O G O


Te he visto, Señor,
en la quietud
de mis tardes calladas,
y en la luz
que se oculta silenciosa.
Y advertí tu PRESENCIA en las
flores que abrieron su cáliz,
en el viento
que pasó susurrante.

En las voces de todas las cosas
creí oír tu PALABRA que me
hablaba de ti:
certeza de saber que HABLAS,
certeza de saber que OYES,
certeza de saber que el DIÁLOGO
contigo se expresa
en el diálogo con el hermano.

Que continúe esta COMUNICACIÓN
porque todo, Señor,
hablaba de ti,
porque en todo, Señor
hablas tú.

***

455 - JOYAS ESPIRITUALES - 05/00 - FRATERNIDAD ROSACRUZ DEL PARAGUAY

UN CREDO PARA L O S QUE HAN SUFRIDO por Roy Campanella




UN CREDO PARA
L O S
QUE HAN SUFRIDO

por Roy Campanella


Pedí a Dios fortaleza para que pudiera triunfar.
Me dio debilidad para que pudiera aprender a obedecer humildemente
.
Pedí salud para que pudiera hacer grandes cosas.
Me dio enfermedad para que pudiera hacer mejores cosas ...

Pedí riquezas para que pudiera ser feliz.
Me dio pobreza para que pudiera ser sabio...

Pedí poder para que pudiera tener el elogio de los hombres
Me dio debilidad para que pudiera sentir la necesidad de
Dios...

Pedí todas las cosas para que pudiera disfrutar de la vida.
Me dio la vida para que pudiera disfrutar de todas las cosas...

No conseguí nada de lo que había pedido,
sino todo de lo que había esperado.

Casi a pesar de mí mismo, mis oraciones no elevadas fueron contestadas.
¡Soy entre los hombres el más ricamente bendecido!

***

455 - JOYAS ESPIRITUALES - 05/00 - FRATERNIDAD ROSACRUZ DEL PARAGUAY

SEMBRADOR DE SEMILLAS ESPIRITUALES Del Libro Divagaciones Poéticas por “Un Viejo Niño”




SEMBRADOR DE SEMILLAS ESPIRITUALES
Del Libro Divagaciones Poéticas por “Un Viejo Niño”



Aún no brilla la aurora, y el sembrador de buen tino,
sin reparar, si hace frió o calor, emprende su camino.

Desprecia el calor del lecho, y empieza su actividad,
sembrando la semilla fecunda de la espiritualidad.

Vence las dificultades, y lo hace con gran maestría,
y siembra con ahínco, la espiritual semilla del día.

No le arredra el trabajo, y mucho menos aún el dolor,
porque emplea toda su energía, con bastante fe y amor.

El sembrador cuida su siembra, con incansable celo,
porque esa es su gran labor, y muy constante anhelo.

Su gran faena es también, quitar la cizaña con placer;
no desfallece nunca, porque su lucha, es para vencer.

No ignora el sembrador, que debe seguir con cuidado,
toda su gran tarea, para no perder nunca lo sembrado.

Tampoco puede desconocer que difícil es su misión,
pero le conforta saber que Dios le da su bendición.

Algunas veces, surgen dudas, zozobras y desengaño,
y el sembrador espiritualista sabe reparar el daño.

Pasa por muy crueles sufrimientos, el fiel sembrador,
mas, sabe sufrirlo todo sin quejarse, con fe al Hacedor.

La labor de orden espiritual, amengua los dolores,
pues, se recobra el aliento, siendo dignos bienhechores.

Sabemos que al hacer buenas obras crece nuestro poder,
y, a cambio de los dolores, se cosecha también placer.

Cuando la cosecha es buena, el alma recoge flores de alegría,
que celebra con luz de hermosos fulgores.

Además, siente un muy sublime ambiente en su rededor,
puesto que, inunda toda su alma de gozo y esplendor.

El campo de la siembra espiritualista, es pedregoso,
y en muchas circunstancias, resulta siempre penoso.

Pero, cuando el alma comienza a ver y escudriñar,
reconoce perfectamente, que nunca debe desmayar.

No se podrá negar, que hay momentos de soledad y pena,
pues no se debe permitir, que eso nos sujete con cadena.

Porque, esas circunstancias, nunca podrían perdurar;
mucho menos, para hacer perder el tiempo en murmurar.

Y cuando ya sabemos que, nuestra misión en el mundo,
es amar y servir siempre, nuestro amor será profundo.

Nadie podría arrebatarnos, el gran gozo de servir,
ni el muy celestial anhelo, de ayudar hasta morir.

Los obstáculos, no deberían romper nuestra armonía,
que debemos mantenerla en todas las horas del día.

Porque la suprema ley del amor, vibra en nuestro ser,
y nosotros hemos de acatar, lo que nos impone el deber.

Es necesario actividad, y no hay que caer en la pereza,
hemos de sembrar las semillas, de espiritual belleza.

No hagamos caso de los obstáculos, en alguna ocasión,
hay que vencerlos, no nos engañemos por la ilusión.

Preciso es que apartemos, la cruz de la ignorancia,
sembrando sin cesar, sin ningún temor ni arrogancia.

No nos cansemos de sembrar, ni esperemos la gratitud,
la semilla es una luz refulgente, de primera magnitud.

No nos preocupe, cuando vengan tormentas y ciclones,
si permanecemos muy firmes, y con buenas intenciones.

Y, nadie podrá destruir nunca, nuestra ímproba labor;
ya se reconocerá más tarde, el gran fruto bienhechor.

Las contrariedades, también hemos de apreciarlas,
para adquirir experiencia y amor, para prodigarlas.

Seamos muy entusiastas, sin decaer nuestro valor jamás,
en esa forma, resulta un bien general para los demás.

Sembremos, sí sembremos con miras muy generosas,
y comprendamos siempre que, en todas estas cosas

habrá que, marchar sin descanso, de la Verdad en pos,
pues, en la Verdad, está reflejada la Voluntad de Dios.

***

455 - JOYAS ESPIRITUALES - 05/00 - FRATERNIDAD ROSACRUZ DEL PARAGUAY

viernes, 23 de julio de 2010

BOLETÍN Interno Nº 32 - Fraternidad Rosacruz Sede Madrid España





* * *

* * * * *

PLENITUD DE VIDA, SALUD Y VIGOR DEL CUERPO - IV - por RODOLFO WALDO TRINE-



PLENITUD DE VIDA, SALUD
Y VIGOR DEL CUERPO - IV

Del libro: EN ARMONÍA CON EL INFINITO por RODOLFO WALDO TRINE


Si no sabéis gobernar el mundo desde vuestro propio centro, si
conferís a esto o aquello el poder de acarrearos molestia, daño o desgracia,
entonces recibid lo que os acarree y no injuriéis a la eterna bondad
y beneficencia de todas las cosas.

Plenitud encontrará en la tierra
Quien tenga cuerpo sano y alma entera;
Mas la tierra será yermo quebrado
Para quien haya el ánimo apocado.

Si la suciedad de materias extrañas ciega los ojos de vuestra alma,
sucio os parecerá el mundo que miréis por ellos, porque todo es del
color del cristal con que se mira. Por lo tanto, cesen vuestras lamentaciones;
guardaos vuestro pesimismo, vuestro ¡pobre de mí!; negad si os
place que los ojos de vuestra alma estén morbosamente necesitados
de algo; pero reconoced que el eterno Sol ilumina los limpios ojos de
vuestro hermano y le permite ver sin sombras el interior de su conciencia
y el mundo de los sentidos; reconoced que vuestro hermano vive en
un mundo distinto del vuestro. Esclareced vuestra vista y contemplaréis
la maravillosa hermosura de este otro mundo; y si en él no sabéis hallar
bellezas, prueba será de que jamás las hallaréis en parte alguna.

Hasta donde la vista del poeta alcanza
Se extiende por el bosque la poesía,
Y la calle se trueca en mascarada,
Cuando de ella hace Shakespeare su vida.

Shakespeare puso en boca de uno de sus personajes: “La culpa,
querido Bruto, no es del Destino, sino de nosotros mismos que nos
rendimos a él”.

La vida del gran poeta y su gigantesca labor son evidente prueba
de que supo reconocer la verdad que estamos considerando, como él
mismo nos dice en este pasaje: “Nuestras dudas son traidores que, con
el temor del intento nos hacen perder el bien que pudiéramos alcanzar”.
Acaso no hay pasión alguna de tan perniciosos efectos como el
miedo. Viviríamos libres de temor a cosa alguna si llegamos al completo
conocimiento de nosotros mismos. Un antiguo proverbio francés
dice: “Muchos temen males y daños que nunca llegan”.

El miedo y la falta de fe se dan la mano. De ésta nace aquél. Decidme
que alguien es pusilánime y os diré que no tiene fe. El miedo, lo mismo
que el desaliento, son huéspedes tan descontentadizos, que nada les
satisface. Así como nos entregamos al miedo, podríamos por distinta
disposición mental atraer influencias y condiciones contrarias. La mente
dominada por el temor da entrada a cosas de naturaleza semejante
al temor, actualizando con ello las mismas condiciones que teme.
Un peregrino encontró un día a la Peste y le preguntó: -¿A dónde
vas?- Voy a Bagdad a matar cinco mil personas.

Pocos días después, el mismo peregrino encontró de nuevo a la
Peste que volvía de su viaje y le habló de esta manera: -Me dijiste que
ibas a matar en Bagdad cinco mil personas, pero has matado cincuenta
mil. -No - contestó la peste-, yo sólo maté cinco mil, tal como te dije;
los otros se murieron de miedo.

El miedo puede paralizar los músculos y alterar la circulación de
la sangre y la normal y saludable acción de las fuerzas vitales. El miedo
puede producir la rigidez y parálisis de los músculos.
Al atraer a nosotros por el miedo lo que nos causa temor, atraemos
también todas cuantas condiciones contribuyen a mantener el miedo en
nuestro ánimo. Y esto sucederá en proporción a la intensidad temerosa de
nuestro pensamiento y según la mayor o menor afectividad de nuestro
organismo, aunque por nuestra parte no nos percatemos de su influencia.
Los niños, especialmente los pequeñuelos, se muestran por lo
general mucho más sensibles al medio ambiente que las personas
mayores. Algunos son verdaderos sensitivos que reciben cuantas influencias
los rodean y se asimilan sus efectos a medida que van creciendo.

Por esta razón los padres y maestros han de tener mucho
cuidado en normalizar las disposiciones mentales del niño y sobre
todo debe la madre, durante los meses de embarazo, normalizar de
una manera especialísima sus pensamientos y emociones, que tanta
y tan directa influencia ejercen en la vida del feto. No permitáis que
nadie infunda miedo a un niño, convirtiendo la edad que pudiéramos
llamar la inocencia en la del espanto y el recelo. Así se hace muchas
veces inadvertidamente, ya deprimiéndole el ánimo con la aspereza
del trato, ya, por el contrario, por miedo del mismo, tan nocivo como
el rigor.

Muchas veces ha sucedido que un niño criado en continuo temor
a fin de apartarle de tal o cual vicio, vióse después dominado por
el que de otro modo tal vez no hubiera llegado a dominarle. Algunas
veces no hay en el niño propensión natural al miedo; pero si la hay, lo
más conveniente es tomar la actitud opuesta, a fin de neutralizar la
energía viciosa y mantener al niño en pensamiento de prudencia y
firmeza que lo capacitan para afrontar las circunstancias y dominarlas
en vez de rendirse a ellas.

Hace poco me informó cierto amigo mío de una experiencia que
sobre el particular hizo en sí mismo. Durante el periodo en que hubo
de sostener terrible lucha contra una mala costumbre, le atemorizaban
continuamente su madre y su novia, hasta el punto de que él,
cuyo temperamento era muy delicado, sintió desde entonces sin cesar
los deprimentes y debilitantes efectos de aquella sugestión contraria
y temía responder a las preguntas y sospechas de ambas mujeres;
todo lo cual le produjo un aminoramiento en la confianza de
sus propias fuerzas y una paralizadora influencia en todo su ser, que
en vez de engendrar en él valor y fuerza contribuyen a su mayor
flaqueza de ánimo y a inutilizarlo para la lucha.

He aquí cómo las dos mujeres que más entrañablemente le amaban,
quisieron ponerle en posesión y dominio de sí mismo; pero ignorantes
del callado, sutil, infatigable y revelador poder de las fuerzas
mentales, en vez de acrecentarlas para infundirle valor, las debilitaron
añadiendo la flaqueza exterior a la flaqueza propia. De este
modo tuvo que luchar con un enemigo triplemente poderoso.

El miedo, el desaliento, el tedio y otras análogas disposiciones
de ánimo son muy perjudiciales para quien les da cabida en su interior,
sea hombre, mujer o niño. El miedo paraliza las acciones
salutíferas, el tedio corroe y abate el organismo y concluye por desmoronarlo.
Nada se gana y todo se pierde con ello y cada pérdida o daño
nos ocasionará una pesadumbre. Y cada vicio tiene su peculiar tribulación.

La avaricia producirá efectos semejantes a la tacañería y a la
codicia. La cólera, los celos, la ruindad, la envidia, la lujuria tienen cada
cual su peculiar manera de corroer, debilitar y destruir el organismo.

La armonía con las leyes superiores no sólo nos dará prosperidad
y dicha, sino también salud corporal. El gran vidente hebreo, el
rey Salomón, enunció una admirable regla de conducta cuando dijo:
“Así como la rectitud es para la vida, así quien sigue el mal es
para la muerte” (Proverbios 11:19). “En el camino de la rectitud está la
vida y la senda de su vereda no es muerte” (Proverbios 12:28).

Tiempo vendrá en que esto signifique todavía mucho más de lo
que la mayoría de las gentes no se atrevería hoy a sospechar. El hombre
ha de decir si su alma morará en su inderrocable mansión de creciente
esplendor y belleza o en una choza por él mismo edificada, que
al fin y a la postre caiga en ruinas.

***

455 - JOYAS ESPIRITUALES - 05/00 - FRATERNIDAD ROSACRUZ DEL PARAGUAY

Reflexiones - Recopilaciones por José Ocampos



Reflexiones
Recopilaciones por José Ocampos


Seamos manantiales de amor, en lo posible que se viertan
con su agua vivificante sobre las llagas que produce el odio, y las
colme y las convierta en paz. Seamos: guías, faros, brújulas en estas
horas de confusión.

Si amas, no temas... Nunca estarás sola sobre la tierra, el
amor es el compañero más fuerte, decidido y poderoso de todos los
compañeros.

Si amas, has de vivir alegre y dichoso. Si amas, una sensación
de encanto, de ventura y de luz llenará tu pecho y tus ojos, todo se
presentará alegre y animado. Si amas, tu sueño ha de ser plácido; si
amas, has de ser dulce y bueno, porque el amor quita todas las asperezas
del alma y a todos torna indulgente; sólo el amor pone en el
corazón del humano, la bondad y la tolerancia.

Cada persona tiene dentro de su ser un lugar sagrado, un
templo, donde todo es pureza y divinidad. Tratemos de conservar ese
pequeño templo de nuestro ser, procediendo siempre con honor, rectitud
y limpieza para no manchar jamás nuestro nombre.

Todos tenemos mucho que aprender y tal vez algo que enseñar.
Muchas veces, lo que sentimos adentro, lo que ocurre adentro,
es mucho más grande de lo que se puede expresar con palabras.
Paz no es solamente ausencia de guerra, sino: comprensión,
entendimiento, tolerancia y armonía.

El hombre puede pensar que las grandes necesidades de la
vida, consisten en: Comer finos manjares, tener lujosas mansiones,
finísimas ropas, riquezas fabulosas; pero es incapaz de juzgar, hasta
que no haya gozado de la plenitud de la vida espiritual.

Cada día debe ser como el mejor del año.

Debemos entrenarnos permanentemente: minuto a minuto;
hora a hora; día a día; para actuar con verdad, siempre con verdad,
por que verdad es amor, porque verdad es tolerancia, fe, comprensión,
es estar en armonía con Dios.

Un hombre o una mujer de talento, de fe, de optimismo, en la
soledad más absoluta encuentra en sus propios pensamientos y en su
propia imaginación con que divertirse agradablemente porque siente
la compañía de Dios, mientras el limitado, por más que varíe de fiestas,
de espectáculos, paseos o diversiones, no logrará a sofocar el
tedio y la soledad que le atormenta.

No hay que olvidar que la soledad es el patrimonio, el gran
patrimonio de los espíritus superiores que siempre sienten la presencia
cercana de Dios.

Pensar amorosamente en los demás, sufrir por los demás,
entregarse a los demás, todo eso, no es sino imitar al MAESTRO JESÚS.
Se ha demostrado que el hombre es capaz de vivir en los espacios
siderales y en el fondo del mar. Mientras tanto, en la zona intermedia
la vida se hace cada vez más y más difícil.

El verdadero poder, el poder más considerable de los hombres
no está en los bíceps, en la contextura musculosa, sino en el
ideal moral del individuo con respecto a los demás, porque en este
ideal se encierran todas las aspiraciones, todas las energías, todas las
necesidades de la raza que lo ha creado.

Si a un enfermo grave le dedicamos todo el tiempo necesario
durante su penosa enfermedad, entregándole todo nuestro amor, toda
nuestra atención; si estamos permanentemente a su lado dentro de
nuestras posibilidades, ese enfermo no sufre tanto, porque se da cuenta
de que se le entrega la medicina más milagrosa que se llama: AMOR.

El dolor, la desdicha, son estimulantes necesarios para la acción.
Somos hijos del dolor y esta paternidad ha de pesar constantemente
sobre nuestro espíritu. De los grandes dolores surgen las grandes
acciones.

Los momentos de dolor son los momentos decisivos. En el
dolor está el mayor estimulante.

Un paralítico dijo: Comencé a vivir cuando quedé paralítico.
Por primera vez en la vida tuve tiempo de mirarme a mí mismo, ver mi
vida, mis reacciones y mis pensamientos. Mi vida se hizo más profunda,
más rica en experiencia y mucho más atractiva que antes, porque
me paso indagando todo y eso es muy apasionante.

¿Cuál es la verdadera vida? ¿El pasado? ¿El presente? ¿El
futuro?. No hay duda que el pasado pudo haber influído en nuestra
vida, así como también el presente, y el futuro. Vivimos verdaderamente
la vida cuando encontramos a Dios. Y a Dios lo encontramos
en nuestros maravillosos padres, cuando encontramos una maravillosa
esposa, cuando tenemos hijos maravillosos, cuando encontramos
una filosofía que nos enseña la verdad de la vida.

¿No es notable que un paralítico haya encontrado la vida cuando
encontró a Dios? Y que tantas personas que caminan libremente
de un lado a otro no lo hallen porque están paralizadas por dentro.

La Fraternidad Rosacruz es una escuela, un colegio, una Universidad
del amor. Aquí venimos a aprender el verdadero, el auténtico amor,
porque este tipo de amor está respaldado por la presencia del Señor.

***

455 - JOYAS ESPIRITUALES - 05/00 - FRATERNIDAD ROSACRUZ DEL PARAGUAY

jueves, 22 de julio de 2010

LOS RIOS NUNCA ... James Dillet Freeman



LOS RIOS NUNCA ...
James Dillet Freeman



Los ríos casi nunca corren en línea recta.

Los ríos están dispuestos a tomar diez mil meandros

y disfrutarlos todos

y a crecer con cada uno ...

Cuando dejan un meandro

siempre son más que cuando entraron en él.

Cuando los ríos encuentran un obstáculo,

no tratan de pasar sobre él;

simplemente lo bordean,

y siempre llegan al otro lado.

Los ríos aceptan las cosas tal como son,

se conforman a las cosas que encuentran en el mundo;

sin embargo, nada cambia las cosas más que los ríos;

los ríos hasta empujan montañas dentro del mar.

Los ríos raramente tienen prisa ...

sin embargo, hay algo que parezca

llegar más al punto que se propone

que un río?



***

454 - JOYAS ESPIRITUALES - - 04/00 - - FRATERNIDAD ROSACRUZ DEL PARAGUAY

¡CUANDO DIOS QUIERA! Héctor V. Morel



¡CUANDO DIOS QUIERA!
Héctor V. Morel


Hoy vivo con fervor el ejercicio
De firme servidumbre de una Idea
Que es lumbre inextinguible de esa Tea
Que brilla por doquier desde el Inicio.

Es ella mi estandarte y mi presea,
Mi paz y mi quietud en el bullicio,
La base que sostiene el Edificio
Do nada lo conmueve ni lo afea.

Y aguardo con paciencia al Infinito,
me asumo como soy, nada me quito
Y nada yo me añado a mi manera.

Confiado en una vida tras la vida,
No ensayo mi postrera despedida
Y rezo sin cesar: ¡Cuando Dios quiera!

***

454 - JOYAS ESPIRITUALES - 04/00 - FRATERNIDAD ROSACRUZ DEL PARAGUAY